Make your own free website on Tripod.com

Fundación, los inicios

  Edgar Everaert escudo El Guadalajara surge a raíz de la inquietud deportiva de un grupo de jóvenes belgas, franceses y mexicanos de familias acomodadas. En 1904 un joven belga de nombre Edgar Everaert se instaló en Guadalajara y tuvo su primer empleo en la casa comercial L. Gas y Cía., donde hizo un grupo de amigos entre los que se encontraban Calixto Gas, acaudalado descendiente de franceses, Max Voog, Gregorio Orozco y su hermano Rafael, quien no trabajaba ahí sino en Las Fábricas de Francia.

  escudo Evereart había practicado el futbol en el puerto de Brujas, su ciudad natal, y comenzó a motivar a sus compañeros a jugarlo. Así, los convenció de ir a pelotear a los llanos de la colonia Moderna. Un día de 1906, cuando consideró que sus alumnos estaban listos, les propuso formar un club, al que llamaron Unión. Eran, en pocas palabras, un combinado franco-tapatío dirigido por un belga.

  Club Union escudoAl momento de escoger uniforme, la mayoría francesa impuso los colores de su bandera: azul, blanco y rojo, pero con la disposición de la camiseta a rayas rojas y blancas del equipo en que había estado Everaert en Europa, el Brujas de la capital de Flandes en Bélgica.

  escudo En el primer lote baldío que sirvió para jugar, en la colonia Modelo, se integraron al grupo Augusto y Calixto Teissier, Pedro, Pablo y Juan O'Kelard, Luis Pellat, Julio Bidart, Ernesto Caire, Esteban y Francisco Palomera, Alfonso Cervantes, Ramón Gómez Cruz y Angel Bolumar, casi todos empleados de alguna casa comercial. Cuentan que el primer equipo al que se enfrentaron fue de beisbol, que tenía un poco más de arraigo entre algunos sectores de la población en esa época.

  escudo Club Union Campeon La unión a la que aludía el nombre del equipo no duró mucho tiempo, y en 1909 los mexicanos inconformes con la hegemonía francesa decidieron formar su propio club. El equipo se llamaría Guadalajara y estaría formado únicamente por mexicanos; del antiguo equipo sólo heredaron el uniforme. Instalaron su sede en la casa de doña Nicolasa Sainz, viuda de Orozco, abuela de Gregorio y Rafael Orozco. Otro miembro de la familia, el tío don Sabino Orozco les facilitó el terreno donde pudieron trazar su primera cancha, conocida como Las Bases Chicas.

  escudo Entonces no había un campeonato regular y sólo se pactaban duelos entre oncenas formadas en su mayoría por seminaristas y estudiantes de colegios particulares, donde la práctica era obligatoria. En el invierno de ese mismo año, 1909, por iniciativa del equipo del Centro Atlético Occidental se celebró el primer torneo oficial. En él participaron, además del Guadalajara, el Exélsior -- formado por estudiantes de un colegio jesuita -- y el club del Liceo de Guadalajara.

  Equipo de Basquetbol Femenil Guadalajara escudo Las camisas eran bordadas a mano por las madres o las novias de los jugadores. La camiseta rojiblanca del Guadalajara empezó a ganarse el respeto de sus rivales desde 1911, cuando el equipo consiguió su primer campeonato. En la sala de trofeos del club se seña que el equipo que obtuvo una copa, en 1913, estaba formado por Salvador Palafox, Enrique Anaya, Manuel y Guillermo Enríquez Simoní , Salvador y Jesús Martín, Rafael Orozco y el capitán Gregorio Orozco. El Guadalajara junto con el Excélsior y el Atlético Occidental, marcaron la pauta para sacar el futbol de las escuelas y cambiar las canchas de cemento de los patrios monacales por los llanos al aire libre.

  escudo Rafael Orozco, alteño de pura cepa, que llegaba a jugar con el Guadalajara luego de largas travesías a caballo y en tren, fue nombrado presidente del club de 1908 a 1912. El equipo, quizá premonitoriamente a los patrocinios actuales, jugaba ya en los campos de la Cervecería Estrella.

 La fundación y creación del Guadalajara, aunque rudimentaria, responde a las condiciones de la época y debe ser considerada como una primera infancia del club en pañales de seda, con un campo en plena zona citadina, la participación de gente económicamente pudiente y el encargo directo de balones y reglamentos ingleses a través de los almacenes comerciales más importantes de ese entonces.

 escudo Luego se desató la tormenta revolucionaria y no resultaba fácil seguir corriendo en los llanos tras el balón. Durante esos años se formó la base del aguerrido Guadalajara que, en los años veinte, después de encontrar el antídoto que neutralizó el futbol de salón de los señoritos del Atlas, se convirtió en uno de los símbolos del balompié tapatío.


Regresar a Fundación, los inicios